Seleccionar página

El año 2018 ha sido el primer año desde 2010, que iniciamos la gestión del fondo que no hemos podido dar un rendimiento positivo. Ha sido necesario varias consecuencias adversas encadenadas para que esto ocurra, las vamos a detallar y también comentaremos que podemos esperar de este 2019.

 DiciembreRend. 2018Total OrigenTAE
Annualcycles-5,52%-9,09%34,28%3,67%
Eurostoxx 50-5,41%-14,34%5,08%0,61%
Ibex 35-5,92%-14,97%-20,91%-2,83%
 AnnualcyclesEurostoxx 50Ibex 35
20100,25%-2,22%-8,69%
20110,56%-17,05%-13,11%
20122,24%13,79%-4,66%
201314,09%17,95%21,42%
20145,67%1,20%3,66%
20156,40%3,85%-7,15%
20166,12%0,70%-2,01%
20175,29%6,49%7,40%
2018-9,09%-14,34%-14,97%
TOTAL34,28%5,08%-20,91%
TAE3,67%0,61%-2,83%

Tablas de resultados

Resultados actualizados cada día en www.annualcycles.com

El 2018 será un año recordado porque todos los tipos de activos se han comportado negativamente: renta variable, renta fija, materias primas. Esto ha hecho que más del 90% de los fondos hayan cerrado en negativo.

Muchos índices han sufrido caídas superiores al 15% lo que conlleva caídas superiores al 20% de algunos valores. La mayoría de ocasiones en que esto ocurre se dan dos circunstancias: la primera es que suele ser bastante irracional, cayendo por igual valores con buenos fundamentos como otros que su corrección podía ser más esperada. La segunda, suele ser una buena oportunidad de compra en determinados valores.

Anticipar las caídas en los índices es muy difícil, ya que como veremos las causas no son hechos puntuales, sino más bien un enquistamiento de situaciones que parecían de fácil solución. El ruido de fondo constante del Bréxit y la dilatación en el tiempo de las amenazas de Donald Trump de una posible guerra comercial, han empezado a hacer mella en algunos indicadores y repercutiendo negativamente en algunos proyectos.La caída brusca del precio del petróleo, aunque es buena para nuestra economía, pues tenemos que importarlo, es una señal de alarma sobre una posible ralentización de la economía.

A final de año hemos visto algunos indicadores macro débiles que se han dejado notar en la caída de perspectivas de beneficios alrededor de un 2%. Estas circunstancias, unidas a la falta de correcciones importantes en la renta variable americana desde mínimos del 2009, pone nerviosos a los inversores que esperan para realizar nuevas compras. Creemos, por los datos que comentamos más adelante, que la caída anual del 15% tal vez sea desproporcionada y en cualquier momento los inversores que esperaban van a volver a comprar.

Los motivos que han provocado esta pérdida superior a la media del fondo, han sido varios. Al cerrar el primer semestre en positivo con los índices en negativo, habíamos conseguido un diferencial con ellos de alrededor del 5%. Creímos que en cualquier momento podría venir un rebote en renta variable y aumentamos nuestra exposición a ella hacia finales de agosto. El segundo es el comportamiento de algunas acciones que tenemos en cartera, como hemos dicho, cuando el mercado corrige a este nivel, puede provocar caídas por igual en acciones de primera línea que en acciones de más dudoso potencial. La tercera es que hemos vivido el peor rally de fin de año de los últimos 30 años. Y por último hemos cerrado el año con una volatilidad alta respecto a la media anual.

Vivimos tiempos en que todo va muy rápido y que hemos de adaptarnos constantemente a las nuevas situaciones. La gestión de activos requiere una adaptación a la situación actual aún más rápida.

Así pues, ¿dónde estamos hoy?

Empezamos el año en un nivel alto de volatilidad, lo que nos permitirá operar cobrando primas altas en las ventas de opciones que venderemos. En el caso que la volatilidad vuelva a su nivel medio, nos reportará un beneficio de las que tenemos en cartera. El dividendo que cobraremos de los futuros y acciones que tenemos en cartera es el más alto de los últimos años tanto en nivel absoluto como relativo.

La cotización de los índices por niveles de Per y dividendo, está en su rango bajo, en consecuencia, el mercado tiene más potencial de subida que de caída. Así pues, aunque no sabemos a priori si será o no un buen año, esperamos que, en caso de caídas o subidas moderadas, poder obtener un beneficio mejor que los índices. Y en caso de subida muy abultada, poder captar gran parte de esta. Esto no significa que el 2019 será un año fácil, si no que será un año de oportunidades.

 

GESTIÓN DEL MES

Gestión de riesgo

El nivel de inversión en renta variable que tenemos en el fondo, viene dado por dos variables: el momento del año en que estamos y el nivel de precio de la renta variable.

Precio de la renta variable: Como ya hemos comentado en el artículo “Motores de rendimiento”,  acostumbramos a comprar conforme el precio de las
acciones descienden y volver a vender cuando el precio recupera. El potencial de revalorización del mercado de renta variable obviamente aumenta con las bajadas de los precios de éstas.

Momento del año/estacionalidad: Como vemos en el siguiente gráfico, sobreponderamos la renta variable en primavera y en el rally de fin de año. Este año iniciamos el rally con cierta prudencia, ya que habíamos notado cierto desplazamiento del potencial del “rally de fin de año” hacia el “rally de primavera”. Lo comentamos el mes pasado y detallamos los datos en el artículo ”Estacionalidad del Eurostoxx”.

Gráfico 1

Como se observa en el gráfico, no superamos la inversión en renta variable realizada en abril hasta que no se tocaron los mínimos de mitad de diciembre. Siendo cautelosos en no entrar en un nivel de compras altas ni en las caídas de octubre ni de noviembre. Con el Eurostoxx por debajo de 3000, creímos que valía la pena apostar por ella y alcanzamos el nivel máximo de inversión, prácticamente cuando el mercado tocó mínimos.

 

Volatilidad

Otro factor que ha provocado la pérdida en el fondo, en el mes de diciembre y por ende en el año, ha sido cerrarlo en volatilidad alta. Suele haber una tregua en los últimos días del año, pero en este no se ha dado. La volatilidad media del Eurostoxx en el 2018 ha sido del 16,29 y ha cerrado a 23,86, un 46% por encima.

Resumiendo, para que el fondo tenga un mes tan malo es necesario: que el mercado entre en pánico, cayendo las acciones de todos los sectores, que la volatilidad suba y además que ocurra en mes estacionalmente bueno, no es la primera vez que nos pasa, ya nos pasó en abril y mayo 2012 y lo recuperamos ampliamente.

 

Renta variable

En el mes de diciembre el Ibex ha llegado a máximos de pago de dividendo. Y no nos referimos en términos relativos por su caída de valoración, nos referimos en términos absolutos. Llegando a 4xx puntos lo que equivaldría a

El Dax ha cerrado con un Per (relación entre el beneficio y el precio de las empresas) más bajo de los últimos 5 años.

A este nivel y suponiendo que en cualquier momento puede volver a 10000 puntos, le da un potencial de revalorización pocas veces vivido desde que gestionamos el fondo.

 

Materias primas

La pauta de caída del petróleo se ha cumplido, como indicamos en el artículo “rally de fin de año”. En los últimos 20 años, el petróleo ha caído una media de un 9,33% entre 30 de setiembre y 11 de diciembre. El petróleo Brent ha caído de 79,44 US$ a 53,8 US$ el barril, una caída del 32,28% en el segundo semestre. Esto es bueno para las economías europeas, como hemos visto anteriormente, aunque también produce algunos desequilibrios a corto plazo.

La fluctuación de precios del petróleo nos debe tomar conciencia de lo difícil que es predecir un precio futuro de un activo.

Una materia prima usada por todo el mundo, con una capacidad de extracción casi constante y conocida, con un consumo prácticamente previsible en un rango del +-5% a largo plazo y del +-2% a corto plazo. Una vez resuelta la incógnita del tiempo, que se auto-regula (si aumenta su precio aumenta el número de pozos potenciales a extraer aumentando su producción y manteniendo su precio y viceversa). Se ha movido en un rango de 26 US$ y 107 US$, teniendo que multiplicar por 4 su precio para volver a máximos desde mínimos. Adjuntamos tabla resumen.

Junio - 14107,73
Marzo - 1542,03-61,0%
Mayo - 1562,5848,9%
Febrero - 1626,05-58,4%
Febrero - 1754,94110,9%
Junio - 1742,05-23,5%
Octubre - 1876,982,9%
Diciembre - 1842,36-44,9%

Renta fija

Se ha producido un intento de subida de tipos en Estados Unidos por parte de la reserva federal, no obstante, la caída de petróleo y el posible estancamiento de la economía, creemos que ha ralentizado. Vemos difícil que la renta fija alcance rendimientos superiores al 3% a largo plazo en US$ y superiores al 2% en España, bajando al 0,5% en el caso del bono alemán.

Esto hace que su atractivo siga siendo escaso.

 

Gestión para enero 2019

En el contexto actual, creemos que la operativa con opciones y la renta variable son los activos con mayor potencial.

Operaremos para ganar el máximo dinero a nuestros partícipes y esperamos conseguir un buen diferencial con los índices o un buen rendimiento. Hay activos e índices a nivel muy interesante, tanto en dividendo como en volatilidad.

Hemos analizado la estacionalidad del índice Eurostoxx y esperamos una recuperación de los índices en los 5 primeros meses del año, sobretodo en marzo o abril. Veremos cómo evoluciona y estaremos atentos, ya que seguirán los eventos importantes como el final del plazo del Brexit.

 

Annualcycles pertenece a la gestora Gesiuris, S.G.I.I.C.  con registro en la CNMV 4269